Las Pruebas de Acceso a la Universidad se estructuran en dos fases denominadas respectivamente fase general y fase específica.

La fase general es obligatoria para acceder a la Universidad y será suficiente para titulaciones que tengan una demanda inferior al número de plazas ofertadas. Tendrá validez indefinida.

Constará de 4 ejercicios:

  • Lengua Castellana y Literatura.
  • Lengua Extranjera (inglés, francés, italiano, alemán o portugués) a elegir por el estudiante.
  • Historia de la Filosofía o Historia de España (a elegir por el estudiante).
  • Una materia de modalidad de 2º de bachillerato (no es imprescindible haberla cursado).

La fase específica, será voluntaria y tendrá una validez de 2 cursos académicos posteriores a la superación de la prueba.

Servirá para subir la calificación obtenida en la fase general y tener más posibilidades de obtener plaza en titulaciones cuya demanda es superior al número de plazas ofertadas.

En esta fase, el estudiante podrá examinarse de hasta 4 materias de modalidad de 2º de bachillerato (no es imprescindible haberlas cursado), que tendrán que ser distintas a la elegida para la fase general (siempre que se examine de ambas en la misma convocatoria) y de las que sólo se le tendrán en cuenta para la nota de admisión, las 2 más beneficiosas para el estudiante.

Cada uno de los ejercicios tanto de la fase general, como de la fase específica, tendrá una duración de hora y media, con 45 minutos de descanso entre uno y otro ejercicio.

 

Descargar guía en PDF